Larger Image: 

Jaslyn Biera

En Español

Donor Mother
Lubbock, Texas

Jaslyn Biera taught her children about kindness, generosity and the importance of family.

“My family was always taught to be there for each other,” she said. “That’s what I instilled in my daughter and son.”

Jaslyn works at LakeRidge Medical Center at Lubbock’s University Medical Center as a worker’s compensation coordinator, helping injured employees get healthy and back to work. She’s also registered as an organ donor – which inspired her daughter, Mia, to register, too.

“She called me at work and told me she registered as a donor,” Jaslyn said. “I was so proud of her for being a selfless person.”

Mia was beautiful inside and out. She was a girly girl who loved shopping, baking and music. But more than that, she was known for her random acts of kindness.

At 18, Mia should have had her whole life ahead of her. She graduated from high school and planned to attend college. She was in her first serious relationship, too. Her boyfriend was driving her home one night when a tire blew out on the interstate and he pulled over to change it. Mia was in the car, still buckled, when another car smashed into them. A witness stopped to pull Mia out of the burning car and perform CPR, staying with them until the ambulance arrived. Her boyfriend passed away shortly after arriving at University Medical Center; Mia held on longer, but by that evening, doctors told her family she had no brain activity.

It’s heart-wrenching to let go of someone you love, but it’s especially hard to let go of someone so young, so kind, so suddenly. LifeGift Donation Clinical Specialists Laura Atkins and Jessica Kirkendall were assigned to the case. They remember how grateful the family was to Mia for making the decision in life to give in death – which took the burden of choosing off their shoulders. Laura also remembers how many loved ones gathered at the hospital in support of Mia and her family.

“My baby girl was a giver,” Jaslyn said. “It made her feel good to help somebody else.”

Mia was able to donate five organs and her eyes, with the potential to save the lives of up to five people – and to give another the gift of sight.

“It makes me proud she helped others, but the pain is still there,” Jaslyn said. “We were a very close family.”

Now Jaslyn focuses on caring for her son and living life one day at a time, knowing that somewhere out there, her daughter is living on through others: a handful of strangers turned into an extended family that owes everything to one bright, beautiful girl – a girl who took after her mother in so many ways.

Follow and share using #LifeGiftStories.

Connections

Meet Laura Atkins, RN, BSN, CPTC

Donation Clinical Specialist at LifeGift

I was one of the organ coordinators first notified after Mia was admitted to the hospital. I couldn’t get over all the friends and family members overflowing in the waiting room. You could tell how much she was loved.

What's the most moving experience you've ever had, related to organ or tissue donation?

It’s always the moment a family says “YES” to donation. To go beyond your feelings in the worst moment of your life to do something for another human being is so amazing.

Meet Jessica Kirkendall, RN, BSN, CS

Donation Clinical Specialist at LifeGift

This was one of my first cases as a donation clinical specialist. Being able to facilitate something positive for the family to grasp was very rewarding. The amount of people she touched in her past was evident with the number of people there.

What's the most moving experience you've ever had, related to organ or tissue donation?

I remember working on a pediatric case where the donor parents stopped before the operating room and prayed over all the staff related to the case. It was so moving for someone experiencing grief to be able to directly reach out in such a positive way.

Honoring Mia Biera

Organ and Tissue Donor


Jaslyn Biera

Madre de Donante
Lubbock, Texas

Jaslyn Biera enseñó a sus hijos acerca de la bondad, la generosidad y la importancia de la familia.

"En mi familia siempre nos enseñaron a estar allí, el uno para el otro", dijo. "Eso es lo que siempre inculqué a mi hija e hijo".

Jaslyn trabaja en el Centro Médico LakeRidge de la Universidad de Lubbock como coordinadora de compensaciones laborales, ayudando a los empleados lesionados para que se recuperen y vuelvan al trabajo. Ella también está registrada como donante de órganos; lo cual también inspiró a su hija Mia a registrarse.

"Ella me llamó al trabajo y me dijo que se había inscrito como donante," dijo Jaslyn. "Estuve muy orgullosa de ella por ser una persona desinteresada".

Mia era hermosa por dentro y por fuera. Ella era una chica con un carácter muy femenino a quien le gustaba ir de compras, hornear y la música. Pero más que eso, ella era conocida por sus actos de bondad al azar.

A los 18 años, Mia debería haber tenido toda su vida por delante. Ella se graduó de la escuela secundaria y tenía previsto asistir a la universidad. También estaba en medio de su primer noviazgo. Su novio la estaba llevando a casa una noche cuando un neumático explotó en la autopista y él se detuvo al costado para cambiarlo. Mia estaba en el coche, todavía abrochada, cuando otro vehículo se estrelló contra ellos. Un testigo se detuvo para auxiliar a Mia y sacarla del auto que estaba en llamas y darle RCP; se quedó con ellos hasta que llegó la ambulancia. Su novio falleció poco después de llegar al Centro Médico Universitario. Mia resistió algo más, pero esa misma noche los médicos le dijeron a su familia que ella ya no tenía ninguna actividad cerebral.

Es desgarrador dejar que un ser amado se vaya, pero es especialmente difícil cuando alguien es tan joven, bondadoso, y tan de repente. Las especialistas clínicas de donaciones Laura Atkins y Jessica Kirkendall de LifeGift fueron asignadas al caso. Ellas recuerdan lo agradecida que estaba la familia de que Mia haya tomado la decisión mientras estaba viva de donar en la muerte, lo cual fue como quitarse un peso de encima para la familia ya que no tuvieron que tomar la decisión. Laura también recuerda cómo muchos seres queridos se reunieron en el hospital para apoyar a Mia y a su familia.  

"Mi niña fue una donante entregada", dice Jaslyn. "Le hacía sentirse bien ayudar a alguien".

Mia donó cinco órganos y sus ojos y el potencial de salvar las vidas de hasta cinco personas, y de dar a otros el don de la vista.

"Me siento muy orgullosa de que ella pudo ayudar a otros, pero el dolor sigue allí", dice Jaslyn. "Éramos una familia muy unida".

Ahora Jaslyn se concentra en el cuidado de su hijo y vive un día a la vez, a sabiendas de que en algún lugar su hija sigue viva a través de otros: un puñado de desconocidos que se convirtieron en una familia extendida que le deben todo a una chica brillante y hermosa, una chica que se pareció a su madre de tantas maneras. 

Siga y comparta a través de #LifeGiftStories.

Conexiones

Conozca a Laura Atkins, RN, BSN, CPTC

Especialista Clínico de Donaciones de LifeGift

Yo fui una de los primeras coordinadoras de órganos a quien notificaron después de que Mia fue admitida al hospital. No podía creer la cantidad de amigos y miembros de familia que rebasaban la sala de espera. Uno podía ver cuánto la querían. 

Con respecto a la donación de órganos y tejidos ¿cuál es la experiencia más conmovedora que jamás haya tenido?

Siempre es el momento en que la familia dice "SÍ" a la donación. Ir más allá de los sentimientos en el peor momento de la vida para hacer algo por otro ser humano es tan increíble.

Conozca a Jessica Kirkendall, RN, BSN, CS

Especialista Clínico de Donaciones de LifeGift

Éste fue uno de mis primeros casos como especialista clínico de donaciones. El poder facilitar algo positivo para que la familia pueda comprender, fue muy gratificante. La cantidad de gente que ella conocía fue evidente por el número de personas que se encontraban allí.

Con respecto a la donación de órganos y tejidos ¿cuál es la experiencia más conmovedora que jamás haya tenido?

Recuerdo haber trabajado en un caso pediátrico en que los padres donantes se detuvieron frente a la sala de operaciones y rezaron por todo el personal relacionado con el caso. Fue tan conmovedor ver que alguien que estaba sufriendo pueda acercarse directamente y de una manera tan positiva.

Homenaje a Mia Biera

Donante de Órganos y Tejidos

Connect with us: