Larger Image: 

Fransisco Miguel “Mikey” Diaz

En Español

Kidney Recipient
Sept. 20, 2014
Texas Children’s Hospital, Houston, Texas

Fransisco Miguel “Mikey” Diaz was tired. At 19, he was still young, but he’d spent his entire life fighting to live. Diagnosed with spina bifida, Mikey lost a kidney at 3 months old, and his childhood and adolescence revolved around medications and catheters.

Mikey was placed on the waiting list for a new kidney at age 17.

“The first year waiting was OK,” he said. It was the next eight months of dialysis that drained his spirit. His health declined; he underwent multiple surgeries; he stopped taking his medicine and using his catheter. He was so stressed out that he was up at 1 a.m., playing cards with his family to distract himself, when the phone rang. They’d found a kidney.

After more than a year and a half of waiting, it didn’t seem real.

“I stayed quiet for a minute or two until the news sunk in,” Mikey said. Once it did, “My whole mindset changed. I had hope again and started taking care of myself. Everything changed.”

In fact, Mikey became healthy enough to travel to Cleveland with Donna Esposito, co-manager of Team Texas, and Helen Currier, director of renal services at Texas Children’s Hospital, for the 2016 Donate Life Transplant Games.

And it was during the games that he got another life-changing call: an invitation to meet the family of his donor, Jesse White, who passed away at age 25.

“It was awesome,” he said. “I was speechless. I told them I was thankful for them, for having part of the donor living in me.”

Mikey plans to build a career as a diesel mechanic. For now, he’s volunteering at Texas Children’s Hospital, doing everything from clerical work to cheering up fellow kidney patients.

“I encourage them not to give up. To keep trying even when on dialysis,” he said. “It’s not a death sentence.” Thanks to organ donation, Mikey knows that better than most.

Follow the conversation and share using #LifeGiftStories.

Connections

Meet Donna Esposito, RN, BSN, CCTC

Co-Manager of Team Texas at the 2016 Transplant Games of America

I am one of the managers of Team Texas. Mikey competed on our team in the 2016 Transplant Games of America in Cleveland, Ohio. Mikey has a spirit and energy that immediately captures your heart. He is a kind and gentle soul who is the first one to offer to help any of his teammates. He came to every event we had before the games to get involved and meet his teammates. During several of our conversations, he always talked about meeting his donor’s family to let them know how grateful he is and how much this gift meant to him and his family.  

What's the most moving experience you've ever had, related to organ or tissue donation?

I have two. When I was a trauma ICU nurse some 28 years ago, I had a donor family who asked me to stay with their 21-year-old son in the operating room until the organs were recovered. I did, and as I left the hospital and saw the helicopter leaving with the heart, I sat in my car and cried like a baby. I was so sad. Then, a week later, our unit got the letter from the organ procurement organization giving us a little information about the recipients, and I cried again – but tears of joy for these people who received a second chance. The donor’s mom came to visit in the trauma ICU and was so happy that her son helped people, and she felt an amazing peace by saying “YES” to donation. She brought her letter to share with all of us. I was sold on donation from that day forward, and signed my own donor card that very day. 

And when I took my first team of transplant recipients to the Transplant Games in 1994, we had a 32-year-old man who had a heart transplant nine months prior on our team. Before his transplant, he was not even strong enough to get out of bed, and here he was just a few months later, playing tennis and basketball and competing in several running events. We both cried every time he finished a sport because we both knew none of it was possible without organ donation.

Meet Helen Currier

Director of Renal Services at Texas Children's Hospital

I led and supported the athlete and supporter group from Texas Children's Hospital that participated in the Transplant Games of America. The Transplant Games of America is more than an athletic event; it highlights the importance of organ donation while celebrating the lives of organ donors and recipients. We were at the Games when Mikey got LifeGift's call about a chance to connect with his donor family. It was such a celebration!

What's the most moving experience you've ever had, related to organ or tissue donation?

I never tire of the miracle of transplantation. Lives are literally transformed.

Honoring Jesse White

Mikey's Donor


Francisco Miguel “Mikey” Diaz

Receptor de riñón
20 de Septiembre, 2014

Hospital Texas Children’s Houston, Texas

Francisco Miguel “Mikey” Diaz estaba cansado. A sus 19 años y muy joven aún, él había pasado toda su vida luchando por sobrevivir. Diagnosticado con espina bífida, Mikey perdió un riñón a los 3 meses de edad, y su infancia y adolescencia siempre giraron en torno a los medicamentos y a los catéteres.

A los 17 años a Mikey le pusieron en una lista de espera para recibir un riñón nuevo. 

"El primer año de espera estuvo bien", dijo. Pero, los siguientes ocho meses de diálisis le drenaron su espíritu. Su salud se deterioró y tuvo que someterse a varias cirugías; dejó de tomar sus medicinas y ya no utilizaba el catéter. Estaba tan estresado que jugaba a las cartas con su familia a la 1 a.m. para distraerse, cuando sonó el teléfono. Habían encontrado un riñón.

Después de más de un año y medio de espera, no parecía real.

"Me quedé tranquilo durante uno o dos minutos hasta poder asimilar la noticia", dijo Mikey. Una vez que lo hice, “mi modo de pensar cambió completamente. Otra vez tenía esperanza y comencé a cuidarme. Todo cambió.”

De hecho, Mikey estaba lo suficientemente saludable como para viajar a Cleveland con Donna Esposito, co-administradora del Equipo de Texas, y con Helen Currier, directora de servicios renales del Hospital Texas Children’s para asistir a los Juegos de Trasplantes (2016 Donate Life Transplant Games).

Durante esos juegos él recibió otra llamada que le cambió la vida: una invitación para reunirse con la familia de su donante, Jesse White, quien había fallecido a los 25 años de edad.

“Fue impresionante", dijo. “Me quedé sin palabras. Les dije que estaba muy agradecido con ellos, ya que una parte del donante vive en mí.".

Mikey piensa seguir una carrera como mecánico de motores a diésel. Por ahora él trabaja como voluntariado en el Hospital de Niños de Texas, haciendo de todo, desde trabajo de oficina hasta animar a otros pacientes renales.  

“Les doy ánimo para que no se rindan. Para que sigan esforzándose incluso en la diálisis", dijo. "No es una sentencia de muerte." Gracias a la donación de órganos, Mikey lo sabe mejor que nadie.

Siga la conversación y comparta a través de #LifeGiftStories.

Conexiones

Conozca a Donna Esposito, RN, BSN, CCTC

Co-administradora del Equipo de Texas en los Juegos de Trasplante de América en el 2016

Yo soy una de las administradoras del Equipo de Texas. Mikey compitió en nuestro equipo en los Juegos de Trasplante de América de 2016 en Cleveland, Ohio. Mikey tiene un espíritu y una energía que inmediatamente captan tu corazón. Él es bueno y amable, y siempre es el primero en ofrecer ayuda a cualquiera de sus compañeros. Él asistió a todos y cada uno de los eventos que tuvimos antes de los juegos para involucrarse y reunirse con sus compañeros. Durante nuestras conversaciones siempre habló acerca de la reunión con la familia de su donante, en el sentido de que él está muy agradecido y sobre lo que significa este regalo de vida para él y su familia.   

Con respecto a la donación de órganos y tejidos ¿cuál es la experiencia más conmovedora que jamás haya tenido?

Tengo dos. Cuando yo era una enfermera de traumatología de la ICU, hace unos 28 años, tuve una familia donante que me pidió permanecer con su hijo de 21 años de edad en el quirófano hasta recuperar los órganos. Y así lo hice, y cuando salí del hospital vi cómo se iba el helicóptero con el corazón; me senté en mi auto y lloré como un bebé. Estuve tan triste. Una semana más tarde, nuestra unidad recibió una carta de la organización de adquisición de órganos con información acerca de los beneficiarios, y lloré nuevamente, pero lágrimas de alegría esta vez por estas personas que recibieron una segunda oportunidad. La madre del donante nos visitó en la Unidad de Cuidados Intensivo y estaba muy feliz porque su hijo pudo ayudar a otras personas, y se sentía en paz por haber dicho "SÍ" a la donación. Ella trajo su carta para compartir con todos nosotros. Desde ese mismo día quedé convencida con la donación y enseguida me registré como donante.

Cuando llevé a mi primer equipo de receptores de trasplantes a los Juegos de Trasplantes de 1994, nos acompañó como parte del equipo un hombre de 32 años que había tenido un trasplante de corazón nueve meses antes. Antes de su trasplante él estaba tan débil que ni siquiera podía salir de la cama, y sin embargo tan sólo unos meses más tarde él estaba jugando tenis, baloncesto y compitiendo en varias carreras. Ambos llorábamos cada vez que él terminaba un evento porque ambos sabíamos que nada de eso hubiese sido posible sin la donación de órganos.

Conozca a Helen Currier

Directora de Servicios Renales del Hospital de Niños de Texas

He dirigido y he apoyado al grupo de atletas y seguidores del Hospital de Niños de Texas que participó en los Juegos de Trasplante de América. Los Juegos de Trasplante de América son más que un evento atlético; destaca la importancia de la donación de órganos mientras se celebra la vida de los donantes y receptores de órganos. Estuvimos en los juegos cuando LifeGift llamó a Mikey sobre una oportunidad para reunirse con la familia de su donante. ¡Fue una verdadera celebración!

Con respecto a la donación de órganos y tejidos ¿cuál es la experiencia más conmovedora que jamás haya tenido?

Nunca me canso del milagro que son los trasplantes. Las vidas literalmente se transforman.

Homenaje a Jesse White

El Donante de Mikey

Connect with us: